Falla la carburación

Cuando falla la carburación en tu Renault 12

Muy a menudo, bajo el tema de los fallos de carburación, se esconden tal cantidad de problemas que es difícil abarcarlos todos. Los síntomas que acusan problemas de carburación son muchos; a menudo se producen simultáneamente uno o varios de estos síntomas y también son reflejo de problemas de otra índole.
Principalmente las fallas en la carburación se acusan por los siguientes síntomas

 

Excesivo consumo de combustible

El estrangulador o cebador no cierra perfectamente y la mariposa permanece ligeramente cerrada. Para comprobarlo, desmontar la tapa de filtro de aire y comprobar, accionando el cebador que, este, en su posición de reposo, permita que a la mariposa permanezca totalmente abierta.
Por excesiva riqueza de la mezcla, Para comprobarlo, montar un juego limpio de bujías y hacer funcionar el motor a régimen alto durante unos minutos; desmontar una bujía que si aparece cubierta por un polvillo negro es señal de que, efectivamente, la mezcla es rica. Las causas de la riqueza de mezcla son varias; entre otras: filtro de aire sucio, que para solucionarlo basta con cambiar el cartucho filtrante. También puede ser debida esta riqueza a un desreglaje en el carburador, tal como el flotador picado, el surtidor principal gastado, desreglado el tornillo de mezcla. Todo ello exige una revisión a fondo del carburador.
 

Mala aceleración

Una mala aceleración puede ser síntoma de varios problemas:
Falla la bomba de aceleración. El modo de comprobar este fallo es, a motor parado, desmontar el filtro de aire y comprobar que, cuando se acciona el pedal del acelerador, por el tubo de admisión, la boquilla de la bomba deja salir nafta. Si no es así, la avería esta localizada. Desmontar la bomba de aceleración del carburador e inspeccionar la membrana y el muelle central, cambiando las piezas defectuosas.
Si la bomba de aceleración está en condiciones, puede ocurrir que esté obstruido el chiclé de alta. Proceder a una limpieza completa del carburador.
A menudo, una mala aceleración es producida por entrada de aire en el colector; normalmente, estas fugas se producen por la junta del carburador o por juego en el eje; comprobar la estanquidad de estas juntas y elementos, sustituyendo aquellos que no se encuentren en perfecto estado.
Una mala aceleración también se produce por excesiva riqueza de la mezcla. Operar como se dijo en el apartado “Excesivo consumo de combustible”
 

El motor tarda en arrancar

Si el motor tarda en arrancar, normalmente es avería de otro sistema: encendido, arranque o distribución. (se aconseja montar un juego de bujías nuevos).

Si se sospecha que es debido a la alimentación, comprobar la bomba de aceleración, que no este obstruido el filtro de nafta y comprobar el buen funcionamiento de la bomba de combustible.
 

El ralentí es irregular y se para el motor

Si el ralentí es irregular se aprecia por un “caballeo” anormal del automóvil, a motor en marcha y vehículo parado; si se dispone de cuentavueltas, comprobar que el ralentí esté aproximado entre 700 r.p.m. y 900 r.p.m.; si no es así, actuar sobre el tornillo de regulación de ralentí hasta que el motor alcance un giro armónico, a la velocidad de giro más baja posible.
 

Humo por escape

Los humos por el escape es el típico síntoma que siempre va acompañado de otros; un humo negro significa, una vez más, una mezcla excesivamente rica. Hay que saber lo diferenciar de un humo azulado, que indica que el motor está quemando aceite, y del típico humo blanco de vapor de agua, que no tiene la menor importancia. El humo oscuro ayudará a identificar cualquier otra anomalía de las anteriormente señaladas.

El motor se ahoga en caliente

Un motor que se ahoga indica varios tipos de anomalías en la carburación.
Si el motor se ahoga después de un rato de funcionamiento del ralentí es que no es suficiente el caudal que envía la bomba o el carburador, por lo que conviene revisar ambos.
Si el motor se ahoga a altas velocidades es que el chiclé de alta está parcialmente obstruido; habrá que desmontar el carburador y limpiarla el surtidor.
El motor se ahoga tras un tiempo de conducción rápida: normalmente también se debe a excesiva riqueza de la mezcla y habrá que operar como en el apartado “Excesivo consumo de combustible” también se puede dar el caso de poca presión de la bomba de combustible.
 

Detonación en el escape

El petardeo, bien sea por el escape, bien por el carburador, es casi siempre síntoma de problemas en el encendido o excesiva riqueza de la mezcla, que deposita carbonilla en el escape; las contra explosiones o retornos en el carburador se deben a una falla en la puesta a punto.