Reglaje del juego de balancines

Reglaje del juego de balancines

Aunque es el árbol de levas quien acciona las válvulas de admisión y escape, este no actúa directamente sobre ellas. Lo hace, en cambio, sobre un conjunto empujado “balancín”, cuya distancia respecto a las válvulas propiamente dichas tienen una importancia fundamental en el funcionamiento del motor.
La configuración de las leva determina una mayor o menor velocidad de apertura y cierre, y la separación entre balancín y válvula aumenta esta velocidad, auque reduce el tiempo en que las válvulas están abiertas. Por ello, un correcto reglaje de balancines es obligado para una buena puesta a punto.
Conviene realizar esta operación al finalizar el rodaje de un motor nuevo, y cada 20.000 km o una vez al año, salvo que antes se aprecie una falta de rendimiento del motor y no se corrija con la tradicional puesta a punto completa que incluye la limpieza del carburador, sustitución de platinos, bujías y filtro.
La tapa de balancines o “válvulas”, se desprende sin problemas, retirando las tres tuercas que la sugetan.
Al levantar la tapa de balancines se aprecia los elementos que vamos a reglar. En principio conviene identificar: el eje de balancines, sus soportes (que no hay que confundir con los balancines), los balancines y los muelles de válvulas.
 

 

Para realizar el reglaje de los balancines debemos empezar por los balancines de admisión y escape del cilindro Nº 1, para esto debemos girar el motor, harta que los balancines del cilindro Nº4 estén en equilibrio o balanceados.
Para girar el motor se puede optar por girarlo desde la paleta del ventilador, si esta pesada, se recomienda retirar las bujías.
Para aquellos vehículos que dispongan de electro ventilador, se colocara la 4ta marcha y se mesera el vehículo, hacia adelante o hacia atrás.
 
Una vez que los balancines de cilindro N º4 están en equilibrio, se procederá a aflojar la tuerca que evita el desreglaje y aprisiona el tornillo de reglaje propiamente dicho.
Con un alicate o con la mano misma, se actuara sobre el tornillo de reglaje, que regula la separación.


 

Se utilizara una sonda de 0.15mm para la admisión y 0.20mm para la de escape, (para los vehículos con G.N.C, se recomienda 0.20mm para la admisión y 0.25mm para la de escape).
Para apreciar cuando alcanzamos la separación correcta, la sonda no debe deslizarse con suma facilidad, pero tampoco quedar tan justa que exija soltar el elemento que la aprisione
Cuando se ha llegado al reglaje correcto, apretar fuertemente la tuerca que aprisiona el tornillo de reglaje.
El la imagen se observa las válvulas de escape señaladas con rojo y las de admisión en azul.
Para el reglaje de los otros cilindro se procederá de la siguiente manera.
Para actuar sobre el cilindro Nº2, los balancines del cilindro Nº3 deben estar en equilibrio.
Para actuar sobre el cilindro Nº3, los balancines del cilindro Nº2 deben estar en equilibrio.
Para actuar sobre el cilindro Nº4, los balancines del cilindro Nº1 deben estar en equilibrio
 

Siempre que extraigamos la tapa de balancines conviene efectuar una limpieza de la misma con un trapo o papel, limpiar bien los bordes, despegando la junta de corcho, y poner una nueva.